miércoles, mayo 14, 2008

Polvo

Hace unos días fui al Instituto Porras Barrenechea a recoger mis plaquetas de Magdala. Esther Castañeda y Elizabeth Toguchi, editoras del proyecto, me ofrecieron sacarla y ya la tengo conmigo. Se publicó ahí un cuento inédito que trabajé en el mes de enero. Les dejo el cuento y además, el análisis hecho por ambas editoras del texto. Espero lo disfruten.

Polvo


“Será que la necedad parió conmigo
la necedad de lo que hoy resulta necio
la necedad de asumir al enemigo
la necedad de vivir sin tener precio”

“El necio” – Silvio Rodríguez

***

Me di cuenta de que algo había cambiado en ti porque ese día caminé descalza desde la puerta de la casa hasta el sillón y sentí las plantas de mis pies ásperas. Me senté, y al levantarlas, noté que estaban grises. Nunca habías dejado que se acumulara ni la más delgada película de polvo en mis muebles, en mis adornos y menos en mi piso de parquet. Entonces sentí un escalofrío. Seguro habías decidido ignorar aquellas imposiciones patriarcales que te obligué a aprender y cumplir a cambio de un plato de comida y una cama caliente: limpiar, cocinar, hacer la compra, lavar la ropa, no tocar mis libros, no prender el televisor a menos que fuera para ver programas que no te hicieran razonar demasiado, pedir permiso para salir, hablar, pensar, callarte cuando hablo, callarte si no te hablo, salir acompañada, llegar a la hora exacta, arrodillarte como una perra y abrir las piernas cada vez que yo lo quisiera. Así me querías porque no tenías a nadie y tu necesidad era más grande que tu orgullo, ¿verdad? Siempre fue así, no lo dudo.

El día que te encontré, llevaba una fotografía de ella cuando era joven. Ella. Dicen que me parezco a ella, que heredé sus ojos. Y sus ojos me miraron desde esa fotografía que me sirvió de referente. Tenía que hallarla entre esas caras renegridas, esos cuerpos famélicos, esos pies sucios. Entonces te vi, fumabas con desesperación. Pasta, seguro. Seguro tenías hambre. Al verme estacionar el auto a tu lado, sonreíste con esa misma expresión adolorida que ella presentaba en esa foto que en ese momento arrugué entre mis manos. Además tenías las mejillas hundidas y esas piernas largas como postes de luz que me hicieron recordar todas las veces que ella se iba a trabajar vestida con minifalda y tacones y llevaba una maleta. Yo me reía a carcajadas porque sabía que no regresaría en varios días. Así era ella, no aceptaba tratos de una noche. Mínimo cinco días, mi amor, y estoy en dos horas donde quieras. Cuán feliz era yo en esos momentos, tan feliz como cuando bajé del auto, te tomé por la muñeca y te prometí todo cuanto pude prometer para que vinieras conmigo. Y en ese restaurante al que te llevé, atragantándote con un arroz chaufa, aceptaste para no volver a ese callejón que olía a mierda y para tener lo que nunca habías tenido, pero no para que yo hiciera contigo lo que no pude hacer con ella. ¿Por qué, qué he hecho mal?, preguntabas cada que terminabas sangrando, o tan cansada que no podías ni abrir los ojos. Porque ella también lo hizo conmigo y peor, peor… mejor huérfana, mejor huérfana, mejor huérfana, repetía como un mantra y luego te daba una bofetada en la boca para callarte y reírme a carcajadas cuando tus labios se teñían de rojo. Qué estúpida eras, qué tonta.

Pero sé que has cambiado, sé que algo tramas y te admiro porque yo hace tiempo hice lo mismo. ¿Y por qué conmigo? La venganza no era contra mí, preguntaste cuando te lo conté. Ella se largó cuando se dio cuenta que algo había cambiado en mí, se fue con la maleta, con los tacones, con la minifalda, cinco días, cinco nada más, cinco días y todo terminaría o comenzaría, pero no, no. Qué estúpida eres, qué tonta, me dijo y cerró la puerta sonriendo y tú te callas y cumples con tu papel, hija de puta, ¡no me vuelvas a preguntar por de ella! Ese día me miraste por primera vez con odio y probablemente, despertaste del letargo. Ahora te temo porque sé que me harás pagar por cada golpe, por cada marca, por cada violación, por cada plato lavado, por cada botón que has cosido, por cada noche que te la pasaste despierta por miedo a amanecer muerta. Mejor huérfana, dirás y yo sonreiré. Entonces no me voy, te espero, linda, te espero tanto como te quiero y como te admiro. Te espero fumando y con los pies sucios, tal y como te encontré.

© Jennifer Thorndike




Leer el análisis del cuento AQUÍ

Hello, Goodbye

48 comentarios:

Sandy dijo...

Me encanto "Polvo", se nota que has crecido literariamente. Tienes un mejor manejo de tecnicas y la estructura del cuento esta muy bien trabajada.
Felicitaciones niña por las plaquetas aunque ya no se si siguire diciendote niña, estas creciendo.

RacuRock dijo...

disculpa que te cambie el tema de tu post... pero necesito que me envies denuevo el email con los datos para la compra por wester union.. jejeje... ya hay un servicio en mi ciudad asi que sera mas rapido ah,,., no te olvides el precio con rebaja blogger jajajaja

RacuRock dijo...

a mi enail porsupuesto

***N!nf@*** dijo...

Hola, muy bueno, me encanta, cdt un beso

Lemon Guy dijo...

Me perdí ... lo juro me perdí ... osea cuando trate de entender la relación entre la tipa d los tacones y la chica actual ... osea madre e hija? ... ahí me perdí ... luego leí el análisis y ya no!!! me perdí mas? ... ese par se fumo un troncho? x q todo lo q alucino d tu cuento osea en seco no lo escribes nica!!! me gust mas porcelana :) me sorprendió mas este me dejo un sabor raro ... no entendí ... no hay explicación al final ... podría interpretarlo d mil maneras y eso cansa!!!! ya pes Jen yo te leo con la mitad d mi capacidad cerebral no me compliques jejeje

Jen dijo...

sandy: creo que uno evoluciona y definitivamente, los textos también y nada, estoy segura que será así con lo que venga después. Gracias por leerme.

racu: tengo un déficit de libros. Espero tener pronto.

ninfa: gracias.

lemon: todas tus interpretaciones son válidas. :)

amor dijo...

eso de fumando con los pies sucios me evoca tu imagen en casa cómoda y descuidada, y me evoca también el deseo de tu compañía

amor

Gami dijo...

Supongo un cuento nada facil de escribir, un tema dificil del que hablar...Me gustó, niña.

Jen dijo...

fue un cuento difícil de escribir por la carga emocional que envuelve.

Lady blue dijo...

es cierto, tus relatos cada vez estan mejor manejados, encajados, precisos. Felicidades Jen y me gustó.

Jen dijo...

gracias, blue, es un gusto tenerte por acá siempre

RacuRock dijo...

buuuuuuuuuuuhuaaaahuahuahuahuaaaa mamaaaaaaaaaaaa.... mmmmmmmmamaaaaaa.... vendieron mi libroooo buuuuuuuuuahahahahaha snif snif.... snif.... y ahora quien podra ayudarme?.... tariririritintitntinnnnn La SuperJen..... edita mas pe... ahhh ya se marketin marketin.... osea se crea la escases no?... jejejeje... ok.. esperare.. asi como tu esperaste (hasta un cierto tiempo) ... ademas me quede misionero denuevo jejeje...

Jen dijo...

veste xD

zeta dijo...

Con lo bonitas que son las minifaldas...Su cuento tiene mucho de recuerdo entrometido, eso me gusta, es como si te pusieran el pie para que caiga y te raspes la mano...Suerte, ojalá que en otro momento esa persona de los pies regrese y se encuentren, chao.

Imberbe_Muchacho dijo...

Polov, excelente nombre para el cuento, las tramas tuyas suele parecer ligeras y rapidas de ler, pero estan cargadas de erotismo o en este caso de masoquismo. No hay iun juicio de los hechos sino una secuencia vivencial por parte de los protagonistas
Lei el cuento, em gusto y el analisis lo dejo para mas tarde :P

Abrazos

Theodorus dijo...

Buenas tardes!!! n_n

Ya extrañaba leer estos escritos tan geniales. Siempre es un placer encontrar sus letras y saber que sigue aca con nosotros lo bloggeros, ocasionales como fieles xD Un besote.

George dijo...

ah, el tema de la venganza, te lleva por caminos oscuros y pedregosos que suelen mirarse con lucidez.

salut

Vilo dijo...

Me parece familiar... pq será jajjajajajajaj Fui una de las primeras personas en leerlo jeje

peyote dijo...

hoy solo quisiera que el polvo;levante buenas letras...

saludos amiga, ando de regreso.
Pasare para ponerme al corriente.

Natur Line Sex dijo...

Puede que los pies de de cierto fetiche, la historia puede ser la desidia humana, las contradicciones de la vida, rutina, abandono.
Esta bien tiene algoritmia aunque la he tenido que leer 2 veces.
Prometes tienes que currar

Jen dijo...

zeta: bueno, el personaje de seguro sigues esperándola... pero volverá? que lo digan los lectores jaja. Me gustó lo del "recuerdo entrometido", no lo había visto así.

Imberbe: "Polvo" es una palabra que dentro del cuento tiene diferentes connotaciones, por eso lo dejé con ese nombre. Luego, cuando hicieron el análisis, me sorprendió que le dieran más significados que los que yo había imaginado. Un abrazo, gracias por leerme.

Theodorus: señor, hace tiempo que usted no me visitaba, donde se me había metido jejeje Y bueno, yo estoy por acá siempre, así que no te me pierdas.

George: unos más oscuros que otros... y unos bastante menos lúcidos.

Vilo: sí claro, jejeje lo recuerdo, pero no habías leído con los ajustes que le hice.

peyo: y ese polvo levantará tus letras? Qué bueno que vuelvas, es con la misma dire? ahora paso a ver. Un beso.

Natur Line: gracias por pasar por aquí y por leerlo dos veces.

zeta dijo...

Pues que la voz casi anónima de los lectores hable...Personalmente no me gustan los finales felices, creo que más completa es la tristeza...Por cierto, no mencionó a las minifaldas, punto importante de opinión...Recuerdo entrometido: Estás con la cabeza en algo y de pronto te acuerdas cuando se te escapó alguna estupidez frente a la madre de un amigo o cuando hablaste lisuras en frente de unas chicas guapas en el cine, etc., también cuando una persona se te mete en la cabeza, aunque esa más bien es una persona entrometida. Saludos de una persona entrometida, suerte, chao.

Alize dijo...

Hola, Jen:
Me ha gustado mucho este relato tuyo, como me vienen gustando el resto de entradas... Aunque no te comente.
Sólo quería agradecerte que te sigas pasando por el Limón y sigas comentando; odio no poder hacer lo mismo con todos vosotros a diario... Y encima ahora comienzan los exámenes y el tiempo libre será oro.
Gracias otra vez; de corazón.
Besicos de limón

Gitana dijo...

siiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!

lully, Ref. al desnudo dijo...

Un cuento con muchos vaivenes y pintado de muchos colores, pero me deja vacíos, eso quizás lo hace más seductor... entre amargo y dulce.

Te dejo mi abrazo con los afectos de siempre apreciada amiguis!

zeta dijo...

En realidad no, señorita, se sabe que el cerebro no siente, es completamente invulnerable al dolor, por eso los médicos abren el cráneo y operan sin anestesia el cerebro...Al no ser que se refiera al dolor de muela...

Jen dijo...

zeta: las minifaldas... en el cuento creo que es un elemento que es símbolo del personaje que la usa. Y sí, la voz de los lectores siempre habla.

Alize: gracias, es lindo saber que pasas aunque no comentes, igual ojalá puedas hacerlo más seguido. Suerte en los exámenes.

Gitana: o.o?

Lully: esos vacíos llenos por los lectores me encantan. Un beso, gracias por pasar por acá.

zeta: el dolor de muelas es insoportable.

peyote dijo...

hey gracia por la visita; me alegra que te gutara el poema.

Salkudos.

Jen dijo...

también me alegra tu retorno

digler dijo...

un cuento que revela una realidad muy dura. a veces victimas y victimarios intercambian los roles sin darse cuenta

Jen dijo...

sí, el círculo de venganzas

JoseRD dijo...

Crudo. Fuerte. Real. Buenísimo. Como siempre.

Anónimo dijo...

Granny:
Me has dejado IMPRESIONADA,vas creciendo y madurando en tu narrativa y el desarrollo del tema con idas y venidas en el tiempo muy bueno.
Me siento muy orgullosa de ti, mi linda querubina blonda q con tu angelical manera de ser una diablilla con toques de dulzura y amargura,maldad y bondad, de esperanza y fatalismo.
Besitos Jen.

Jen dijo...

gracias a los dos por los comments, un beso

Marquinho's Way dijo...

me encantó... muchos abrazos Jen

Charruita dijo...

Me leí de un tirón tus tres últimas produccciones. Se nota un crecimiento veloz en tus textos.
"Polvo" golpea fuerte y lo hace de una sutil manera, no explicitamente. Me ha encantado!
Grandioa evolución que haz tenido.
Felicidades por tu esfuerzo...

http://lacasadevic.wordpress.com/

jorge luis jaimes dijo...

hola, vengo a dejerte mi huella y he querido regalarte un lindo poema.
con cariño desde venezuela jorge luis.

INOCENCIA AÑORADA


SIN SABER PORQUE,

AHORA ESTOY PENSANDO

EN LA MANERA DE MIRARTE A LOS OJOS,

SIN QUE NADIE A NUESTRO ALREDEDOR

NOS MOLESTE,

ESTOY PENSANDO EN LA MANERA

DE BESARTE SUAVEMNETE,

CON FRESCURA,

CON INOCENCIA;

ESTOY PENSANDO EN LA MANERA

DE VOLVER A MI NIÑEZ,

Y CONTIGO,

AL PRIMER BESO.

Ignacio Bermejo dijo...

Es un pedazo de relato como la copa de un pino. Magnifico. Felicidades. Me encantó leerte.

zeta dijo...

Hay controversia respecto a lo que dice una minifalda, unos creen que dice sexo, otros libertad, otros moda,¿qué opina?

Jen dijo...

Marquinho: gracias, no te me desaparezcas. Un abrazo también.

Charru_ has cambiado de blog?? aww ahora te linkeo. Un beso, que bueno que e gustó y sí, creo que estoy pasando por un periodo de exploración en mis letras. Un beso.

jorge luis: gracias, espero que regreses.

Ignacio Bermejo: gracias por pasar, leerme y dejarme este comment. No te pierdas.

Jen dijo...

zeta: pues creo que eso de decir sexo, os ea provocación, es una idea muy machista. Liberación, pues no sé... quizá hace 50 años...

zeta dijo...

Hmmm, le contaré que un día me prohibieron entrar a la universidad porque fui con short, estuve una hora parado en la puerta mientras me traían de la casa un pantalón, así que se hará una idea de que me hice una idea de como la pasaban las mujeres en el tiempo de la minifalda...Machista hasta el asco, según no sé: un besote, cuando pueda me la leo...

Jen dijo...

donde yo estudié tampoco permitían ir en short...

zeta dijo...

Raro,¿no?En cambio noté que con las chicas no tuvieron reparo alguno en que fueran con preciosas minifaldas; tal vez hubo una conspiración feminista en ese asunto, aunque tengo que admitir que me cabrearon y me hicieron pasar un mal rato, aparte me mintieron, ya que en la universidad, según el profesor encargado de ver las normas, nunca ha habido esa regla...Besos.

Jen dijo...

raro...

Tu Gitana dijo...

muy bueno tu cuento!!! saludos!!

Sandra dijo...

I loved I really loved.
It is so strong and at the same time it is so sueve and delicately.
Girl, you have the gift of words in your hands

Jen dijo...

muchas gracias, thank you por si aca.